Nuestros Servicios

La alergia es un tipo especial de respuesta inmunológica o defensiva frente a sustancias que normalmente no inducen reacciones en la mayoría de las personas. Depende de una predisposición individual que frecuentemente es hereditaria. Cualquier respuesta alérgica implica un proceso inflamatorio.

Tipos de alergias:
Alergias respiratorias: rinosinusitis y asma alérgicos.
Alergias oculares: conjuntivitis alérgica.
Alergias cutáneas: urticaria, angioedema, eccema, dermatitis, prurito, etc.
Alergias alimentarias y al látex.
Alergias a medicamentos.
Alergia a veneno de abejas y avispas.
Patologías ocupacionales de origen alérgico: rinosinusitis, asma, enfermedades de la piel.

Nuestro servicio de alergología, en colaboración con otros servicios médicos, hace que puedas disponer de un abordaje multidisciplinar de tu enfermedad, caso de que sea necesario.
Podrás superar tu alergia con técnicas de desensibilización mediante la tolerancia oral mantenida a lo largo del tiempo.

Preguntas frecuentes

¿La alergia se hereda?
Cuando hay antecedentes de alergia o atopia en familiares de primer grado, hay mayor predisposición genética a padecer algún tipo de alergia, pero muchos pacientes alérgicos no tienen antecedentes familiares.
La alergia parece ser el resultado de una interacción entre la exposición de un individuo genéticamente susceptible a un alérgeno y varios factores ambientales modificadores. Sin embargo, aún no se han conseguido identificar factores principales de riesgo, por lo que aún no se dispone de métodos efectivos que, con certeza, puedan discriminar a los individuos que desarrollarán alergia.

¿En qué consiste el tratamiento para la alergia respiratoria?
El tratamiento empieza después de realizar un diagnóstico correcto. La terapia incluye: la educación del paciente, la eliminación de los alérgenos, la inmunoterapia específica con alérgenos y la farmacoterapia. Aunque la farmacoterapia es habitualmente eficaz para el control de los síntomas, la inmunoterapia es el único tratamiento capaz de alterar el curso natural de la enfermedad alérgica y de prevenir la aparición de neosensibilizaciones en los pacientes monosensibilizados y el desarrollo de asma en los pacientes con rinitis.

¿Cuáles son las causas principales de alergia respiratoria en nuestra zona?
En nuestro medio, los pacientes que padecen rinitis y/o asma alérgico, frecuentemente son alérgicos a ácaros del polvo, presentando los síntomas de forma perenne o con los cambios estacionales. Por otro lado, en la alergia a pólenes, en primavera, es común la sensibilización a polen de olivo y gramíneas, siendo en el Mediterráneo muy prevalente la alergia a una planta denominada parietaria. No debemos olvidar la sensibilización al epitelio de animales domésticos como el perro y el gato y también a hongos ambientales, muy relacionados con zonas climatológicas húmedas.

¿Es posible saber a qué medicamento soy alérgico después de haber sufrido una reacción?
En nuestro país los antibióticos betalactámicos constituyen la primera causa de reacciones mediadas por IgE a medicamentos y las pirazolonas la segunda en lo que a frecuencia se refiere. En muchas ocasiones se etiquetan a los pacientes como “alérgicos” a los medicamentos, en particular a los antibióticos y terminan por llevar esta etiqueta durante toda la vida. Para hacer un buen diagnóstico es fundamental la realización de una historia clínica adecuada, pruebas in vitro determinando la concentración de IgE específica y pruebas en vivo que incluyen pruebas cutáneas intraepidermicas (prick) y la prueba intradérmica, las pruebas epicutáneas del parche y la prueba de exposición controlada al medicamento.

¿La alergia a alimentos se cura?
Existen estudios que afirman que el 85% de los niños con alergia alimentaria durante los tres primeros años de vida, pierden la sensibilidad a la mayoría de los alimentos con mayor potencial alergénico, entre ellos al huevo, la leche, el trigo y la soja. Sin embargo, la alergia a frutos secos, pescados y marisco, habitualmente persisten. En la actualidad existen novedosos tratamientos efectivos para algunas alergias alimentarias; como por ejemplo la alergia a la leche de vaca o al huevo, en aquellos pacientes que a partir de los cinco años de edad no han superado este tipo de alergia, de forma natural, permitiendo la adquisición de tolerancia oral sostenida a estos alimentos. El tratamiento consiste en administrar de forma controlada, en el hospital, dosis crecientes del alérgeno alimentario al cual el paciente, en este caso el niño, es alérgico. De esta forma se intenta alcanzar la tolerancia oral de cierta cantidad del alimento diaria; evitando así que el paciente tenga reacciones alérgicas tras ingerir el alimento de forma accidental y, a su vez, que éste pueda tomar cierta cantidad del alimento al que es alérgico.

Nuestros Profesionales

Dra. Juana Chincoa Gallardo
Dra. Juana Chincoa Gallardo
Alergología

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla. Título de Especialista en Alergología e Inmunología por el Hospital Virgen Macarena.

arriba